Contratar una hipoteca en septiembre 2020. Lo que los bancos no quieren que sepas.

¡Buenas tardes! Os dejo por aquí los elementos más comunes que estudiamos a la hora de contratar una hipoteca, y un par de gráficos comparativos… por si queréis echarle un vistazo antes de tener una charla con el director de vuestro banco. ¡Un fuerte abrazo a todos!

Empresa wdt_ID Nombre Tipo Cuota Interés Vinculaciones V Vinculaciones +info(Cuota) +info(Interés) Financ. max. +info(finan. max.) Gastos asumidos por la entidad Edad max. Plazo min. Plazo max. Importe Min. Importe max. Subrogación Valoración
Nombre Tipo Cuota Interés Vinculaciones V Vinculaciones +info(finan. max.) Edad max.

Tipos de hipoteca

A tipo fijo: Las cuotas son estables, no cambian durante la vigencia de la hipoteca, asi que no les afecta los cambios del euribor, que es el índice más utilizado. De esta manera, el tipo de interés es más elevado y el plazo de amortización es más corto en comparación con las hipotecas mixtas o variables. Por último, cancelar la hipoteca antes de tiempo nos será más caro, ya que las comisiones por amortizaciónes son más elevadas.

A tipo variable: Cuotas  constantes pero cambian según el tipo de interés que se aplica en cada revisión, normalmente está referenciado al euríbor. Si el tipo de interés baja o sube, las cuotas también lo harán. La ventaja de estas hipotecas es que tienen periodos de amortización más amplios y comisiones más bajas. En España, la gran parte de hipotecas que se firman son de tipo variable.

De tipo mixto:  Una mezcla del tipo de interés fijo, generalmente en los primeros años del plazo, y un tipo variable, en el que las cuotas cambian según la evolución del índice, normalmente eurivor. Debes estudiar bien la contratación de este tipo de hipotecas, ya que al tener una periodo de amortización largo cualquier diferencia puede suponer una gran desembolso respecto con el tiempo.

Elementos comunes que determinan la cuantía a pagar en una hipoteca

*** El único producto obligatorio al contratar una hipoteca es el seguro de hogar, y aun así el cliente es libre de elegir si lo contratará en la misma entidad o en otra, no necesariamente tiene que vincular este producto en el mismo banco.


La recomendación a la hora de decidir entre una hipoteca con y sin vinculaciones es considerar si realmente necesitas los productos que estás contratando, y que no estés accediendo a ellos solo por ahorrarte en las comisiones o tasa de interés. Recuerda que aunque estás ahorrando un poco de dinero en tu cuota hipotecaria también adquieres otras responsabilidades de pago, por lo que si solo contratas productos bajo la premisa de que tu hipoteca será más barata, es probable que las deudas te ahoguen en cierto punto.


Además, hay que tener presente que las rebajas y bonificaciones por vinculaciones en la hipoteca solo aplican si mantienes vigentes dichas vinculaciones.


Por ejemplo, si la vinculación se trata de mantener un saldo promedio y en determinado mes no puedes cumplirlo, las comisiones o tu tasa de interés pueden ser ajustadas por incumplimiento. Igual pasa con el pago de seguros, tarjetas de crédito y otros productos vinculados.

Situación actual

El indicador más utilizado en las hipotecas de España termina la semana un poco desganao bajando cinco milésimas en su tasa diaria hasta el -0.369%, en cuanto la media mensual del Euribor de Agosto baja hasta el -0.358% con lo que podríamos confirmar que cerrará Agisto en su mínimo histórico mensual y rebajará aún más las hipotecas (aunque casi inapreciable para quienes revisen anualmente ya que de momento baja una milésima).

En las hipotecas la garantía del préstamo es el propio inmueble, que además, queda en manos del deudor mientras paga la deuda. La hipoteca es un derecho real de garantía que asegura que el deudor pagará al acreedor el préstamo concedido para la compra de la vivienda. Si no paga, el acreedor tiene derecho a solicitar la venta del inmueble para satisfacer las cantidades adeudadas. La ventaja que tiene la hipoteca para el deudor o comprador es que la vivienda que actúa como garantía seguirá siendo de su propiedad. Aunque esté hipotecada, puede venderla o alquilarla mientras que cumpla con sus obligaciones, es decir, mientras pague el préstamo.

El préstamo hipotecario, en cambio, es el préstamo de dinero que hace la entidad financiera al comprador para adquirir la vivienda. Dinero que tiene que devolver en un plazo determinado y por el que debe pagar unos intereses. La garantía que asegura la devolución del préstamo es la hipoteca constituida sobre la vivienda, mientras que el préstamo hipotecario es la deuda.

Publicado por: José Antonio Solozábal Benito

Gerente de Solozábal Asesores Inmobiliarios

21
días para la próxima publicación

Cambios de suministros en logroño (septiembre 2020)

¡Consigue la mejor hipoteca gratis sin moverte de casa!

Analizamos tu caso y te ayudamos a elegir entre las hipotecas que más te interesen. Además, si contactas con solozabal antes de ir a tu banco, te conseguimos mejores condiciones en las entidades que trabajan con nosotros. Envíanos tus datos, no tendrás que moverte de casa.

Si lo prefieres te atendemos en el 941 28 70 18 o a través de whatsapp en el 606 946 311

Rellena para dudas sobre tu hipoteca o cualquier otro servicio

Te responderemos lo antes posible

Contactar por emailContactar por whatsappPrefiero que me llamen

Comparar propiedades

ESTAMOS AQUI PARA AYUDARTE

Un agente se pondrá en contacto contigo lo antes posible.

Contactar por emailPor whatsappPrefiero que me llamen